revistamilmesetas Chanti Ollin, más que un “okupa”

Chanti Ollin, más que un “okupa”

Escrito por el 7/07/12 • Categoria cultura urbana,General,Política Cultural,SLIDE

El Temazcal de Chanti Ollin / Foto: ©Eduardo Suárez

Ciudad de México.- Como alternativa a la dinámica social y económica que fomenta el sistema capitalista, y en busca del respeto al derecho a la vivienda, empleo y educación, hace más de 8 años surgió el Chanti Ollin, donde el punto de enlace y comunión entre la gente que lo habita es el arte, el trabajo comunitario, autogestivo, autodidacta y recíproco.

Este recinto podría catalogarse entre los movimientos socioculturales conocidos como “Squat”, “ocupante ilegal” u “okupa”, surgidos entre las décadas de los años 60 y 80 en Europa y Estados Unidos; sin embargo, sus integrantes lo reconocen más como un centro cultural autónomo, pues, con la intención de autoemplearse con medios creativos, se apropiaron de un viejo inmueble de cinco niveles, ubicado en la calle Melchor Ocampo #424, esquina con Río Elba, en la Ciudad de México.

El sitio —más cercano a una escuela de artes y oficios— muestra su arquitectura desgastada por el paso del tiempo. Pensado como un edificio departamental del siglo XX, la casa–habitación sale de los estándares estéticos ortodoxos, pues entre sus roídos muros se entremezclan diferentes disciplinas artísticas, la cuales, determinan la funcionalidad de sus espacios.

“Chanti Ollin nació en 1999 dentro del movimiento universitario por la lucha por la educación gratuita, pues, ante la falta de espacios para el arte, mucha banda decidió apropiarse de una construcción abandonada… ya como centro cultural llevamos más de 8 años”, explica Juan Lázaro, coordinador del taller de Ecotecnia, disciplina que promueve el uso de las llamadas “tecnologías verdes”, para la conservación del ambiente.

Para Juan, abogado egresado de la UNAM e historiador de la ENAH, Chanti Ollin es diferente del movimiento de los okupas, pues “ante la situación actual de la degradación social y personal de los mexicanos, se pensó como un lugar donde puedes generar empleos y arte. En cambio, la mayoría de los okupas de Europa lo hacen como desmadre, hasta que la gente se canse de ellos y el Estado los mueva del lugar apropiado. Nosotros queremos un ‘organismo descivilizado del Estado’”.

Dicho recinto cultural alberga un taller de Ecotecnia, de bicicletas, y de textiles; un estudio de grabación que utilizan para producir radio comunitaria, habitaciones para artistas y viajeros, un temazcal, una azotea verde, un foro para presentaciones y un skate elevado.

Es su interior se oferta y demandan las artes plásticas, la danza, la música (con presentaciones de bandas alternas de reggae, hip–hop, rock, jazz, percusiones africanas), el teatro, el cine, la fotografía, las artesanías (textiles, vitrales, etc.); y se brinda apoyo a viajeros, a comunidades indígenas y movimiento sociales (como los derivados de Atenco, la APPO, la Otra Campaña) que generan un ambiente de multiculturalidad en el lugar.

Reportaje sacado de http://www.revistamilmesetas.com/chanti-ollin-mas-que-un-okupa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s